Tratamiento LPG para la celulitis

LPG


LPG es un tratamiento que consiste en la estimulación celular a nivel corporal y facial capaz de reducir, redefinir los contornos, tratar la celulitis y la piel de naranja; eliminar de forma duradera la grasa localizada resistente al ejercicio físico, las dietas y rejuvenecer el rostro atenuando los signos de envejecimiento de la piel.


  • ¿Qué es la tecnología LPG?

    Se trata de una estimulación mecánica eficaz, indolora y no agresiva que ofrece resultados naturales y duraderos.

    Esta técnica ejerce una energía sobre el tejido, provocando la mejora de la circulación, el sistema de drenaje linfático, y la elimina líquidos y toxinas, lo que genera una unificación de la piel, además de la reducción de volumen.

    Gracias a la acción drenante y estimulante que provocan los masajes anticelulíticos, la piel recobra su luminosidad, suavidad y elasticidad.

    Las zonas subsidiarias de tratamiento con LPG son:

    • Brazos
    • Espalda
    • Abdomen
    • Glúteos
    • Flancos
    • Piernas y muslos

  • Casos indicados

    • Celulitis
    • Flacidez
    • Grasa localizada
    • Sobrepeso
    • Envejecimiento tisular
    • Retención de líquidos

  • ¿En qué consiste la técnica?

    El LPG es una técnica mecánica que realiza un masaje profundo mejorando la circulación y la retención de líquidos. Su función es evitar la piel de naranja, la mala circulación, también se utiliza para varios fines, como dar forma a la silueta, pérdida de volumen.

    El LPG funciona a través de unos rodillos motorizados y una succión intradérmica que actúa reduciendo e inmovilizando los nódulos de la grasa. Estos rodillos motorizados actúan atacando el nódulo de grasa, movilizándolo y reduciéndolo. Las toxinas que se generan en este movimiento se eliminan a través de la orina. Este tratamiento está indicado para personas que quieran mejorar la circulación, personas que quieran perder volumen o que quieran perder peso, se puede además complementar con una dieta, personas que quieran moldear su figura. Para la realización del tratamiento se le proporciona al paciente una malla que cubre todo su cuerpo facilitando así que la máquina se deslice mejor por el cuerpo y es más higiénico para el paciente además de preservar su intimidad.

    Cada sesión dura aproximadamente 1 hora. En función de cada caso se recomienda realizar de 10 a 15 sesiones consecutivas una o dos veces por semana y un mantenimiento de una vez al mes.


 
CONSULTA CON EL EXPERTO
ARTÍCULOS RELACIONADOS