Parálisis facial

Parálisis Facial



  • Síntomas

    Durante la evolución de la parálisis, encontramos dos fases:

    1. Una primera fase de la parálisis facial es la disminución o pérdida de actividad de la musculatura de un lado de la cara, que puede durar días, semanas o meses. El déficit de movimiento voluntario y emocional de los músculos faciales del lado afecto, provocan una asimetría de la cara tanto en reposo como en movimiento. Pueden aparecer también alteraciones del gusto, la salivación, o el lagrimeo. 
    2. Segunda fase en la que se produce la regeneración del nervio dañado y la reinervación de los músculos paralizados, más o menos completa. Durante esta fase se pueden producir alteraciones importantes en el tono de los músculos del lado lesionado (contracción muscular mantenida) y movimientos anormales (sincinesias y/o mioquimias), que exigen tratamientos específicos.

    La parálisis facial puede suponer una discapacidad de 3 tipos:

      • Física: debida a la alteración del movimiento facial.
      • Estética: debida a la asimetría de la cara, que es nuestra “carta de presentación”.
      • Psicosocial: dado que se altera la comunicación no verbal que nos permite relacionarnos con nuestro entorno a través de un lenguaje facial, independiente del idioma.

  • Diagnóstico

    El diagnóstico es clínico. Para determinar la gravedad de la lesión y su pronóstico, se precisarán pruebas de imagen y estudios neurofisiológico.

  • Tratamientos médicos

    El médico especialista determinará en consulta la indicación de la terapia adecuada para cada paciente y momento evolutivo. Antes de iniciar ningún tratamiento, es necesaria una valoración completa de cada paciente, para poder establecer los objetivos de la rehabilitación y la pauta de tratamiento más adecuada en su caso.

    Terapia actuales.

    Las terapias actuales están basadas en la plasticidad cerebral y la reorganización del SNC (sistema nervioso central) tras la parálisis y siguen los siguientes principios básicos:

    • Se puede tratar la parálisis facial en cualquiera de sus fases, aunque lo ideal es el tratamiento precoz.
    • El tratamiento no depende de la causa de la parálisis facial sino de la fase evolutiva en la que se encuentre.
    • Las terapias están basadas en un perfil claramente funcional, pero con importantes beneficios estéticos.
    • Cada paciente precisa un tratamiento y una atención individualizados.
    • El tratamiento exige la participación activa del paciente, por lo que debe haber una motivación para obtener resultados.

    El tratamiento indicado en la mayoría de los casos es: 

    hidden

    Toxina Botulínica

    La infiltración toxina botulínica se realiza en músculos seleccionados de la cara que queremos relajar


 
CONSULTA CON EL EXPERTO
ARTÍCULOS RELACIONADOS