cuperosis en grupo de dermatología Pedro Jaén

Cuperosis


La cuperosis hace referencia a una alteración de la piel facial donde existe un exceso de reactividad cutánea acompañada de aparición de vasos sanguíneos finos (telangiectasias). Existe un exceso de reactividad de arteriolas y venulas (las ramificaciones más finas de los vasos sanguíneos periféricos). Estos vasos se objetivan principalmente en mejillas y alas nasales. La cuperosis afecta con mayor frecuencia a mujeres y a personas con fototipos de piel clara y fina. Puede evolucionar a rosácea, enfermedad proinflamatoria que a su vez se clasifica en distintos estadíos según su gravedad: eritematotelangiectasico, papulopustular, granulomatosa y ocular.


  • Síntomas

    Pueden variar desde el enrojecimiento asintomático, hasta sensacionalismos de ardor, calor tirantez o  escozor en mayor o menor intensidad.

  • Diagnóstico

    El diagnóstico es clínico, puede acompañarse de una fotografía con luz polarizada para resaltar los vasos sanguíneos con mayor claridad y así facilitar el seguimiento y evaluar la respuesta al tratamiento.

  • Tratamiento

    El tratamiento combina medidas tópicas (higiene suave preferiblemente con leches desmaquillantes o lociones limpiadoras; hidratación específica para pieles con rojeces con principios activos antiinflamatorios y antiangiogénicos) combinado con tratamiento tópico antiinflamatorio pautado por el dermatólogo dependiendo de cada caso. El tratamiento se completa con el láser vascular que posee efecto antiinflamatorio y antiangiogénico. El más especifico es el laser vascular vbeam o laser de colorante pulsado. Además se puede utilizar el laser Neodimio cuando los vasos son de mayor diámetro. Otra buen adopción es la luz pulsada intensa, que permite realizar un barrido facial mejorando de forma difusa esa vascularización anormal y por otra parte  estimulan la formación de colágeno y elástica, contrarrestando con ello el adelgazamiento que suele acompañar a estas pieles más debilitadas.

    • Indicaciones : está indicado el tratamiento láser tanto en periodos de brote (donde el efecto antiinflamatorio aliviará en mayor o menor medida la rojez y molestias acompañantes) como también en fase de mantenimiento, para prevenir o retrasar futuros brotes.
    • Casos indicados: cualquier paciente con cuperosis es candidato al tratamiento laser.
    • Recomendaciones: se recomienda acudir sin maquillar y sin haber estado expuesto al sol en el último mes. El número de sesiones puede variar dependiendo de cada paciente y se suelen realizar cada 2 o 3 semanas. Las sesiones duran aproximadamente 10 minutos y se siente algo de calor durante la aplicación del laser. Se recomienda usar fotoprotección e hidratación tras el tratamiento.
    • Efectos secundarios:  Tras la finalización de la sesión se puede presentar un mayor enrojecimiento que desaparecerá en unas horas y en ciertos casos aparición de color púrpura que puede durar 5 - 7 días.


 
CONSULTA CON EL EXPERTO
ARTÍCULOS RELACIONADOS