cuperosis en grupo de dermatología Pedro Jaén

Cuperosis


La cuperosis hace referencia a una alteración de la piel facial donde existe un exceso de reactividad cutánea acompañada de aparición de vasos sanguíneos finos (telangiectasias). Existe un exceso de reactividad de arteriolas y venulas (las ramificaciones más finas de los vasos sanguíneos periféricos). Estos vasos se objetivan principalmente en mejillas y alas nasales. La cuperosis afecta con mayor frecuencia a mujeres y a personas con fototipos de piel clara y fina. Puede evolucionar a rosácea, enfermedad proinflamatoria que a su vez se clasifica en distintos estadíos según su gravedad: eritematotelangiectasico, papulopustular, granulomatosa y ocular.


  • Síntomas

    Pueden variar desde el enrojecimiento asintomático, hasta sensacionalismos de ardor, calor tirantez o  escozor en mayor o menor intensidad.

  • Diagnóstico

    El diagnóstico es clínico, puede acompañarse de una fotografía con luz polarizada para resaltar los vasos sanguíneos con mayor claridad y así facilitar el seguimiento y evaluar la respuesta al tratamiento.

  • Tratamientos médicos

    El tratamiento combina medidas tópicas (higiene suave preferiblemente con leches desmaquillantes o lociones limpiadoras; hidratación específica para pieles con rojeces con principios activos antiinflamatorios y antiangiogénicos) combinado con tratamiento tópico antiinflamatorio pautado por el dermatólogo dependiendo de cada caso. El tratamiento se completa con el láser vascular que posee efecto antiinflamatorio y antiangiogénico.

    hidden

    Tratamiento láser cuperosis

    El láser vascular posee un efecto antiinflamatorio y antiangiogénico


 
CONSULTA CON EL EXPERTO
ARTÍCULOS RELACIONADOS