Dermatitis atópica Grupo de Dermatología Pedro Jaén

Dermatitis Atópica


La dermatitis atópica constituye más de un tercio de las consultas de dermatología infantil. Prestamos especial atención a la prevención de recaídas una vez controlado el brote y a la formación de los padres,  para asegurar mayor éxito de nuestros tratamientos.

La atopia es una enfermedad caracterizada por predisposición a padecer eccemas, alergias o asma. Normalmente las manifestaciones cutáneas son las que aparecen de forma más precoz, a lo largo del primer año de vida. Si controlamos los brotes mas severos durante la infancia la evolución de la atopia será mucho menos limitante en el futuro.


Día mundial de la dermatitis atópica (27/Nov.). 
Dra. Cristina García Millán


  • Síntomas

    Los eccemas suelen aparecer en zonas diferentes según la etapa de la vida del niño. En lactantes es más frecuente en la cara, tronco y extremidades y en niños más mayores en flexuras de brazos y piernas así como en plantas de los pies, pero en realidad los eccemas pueden afectar a cualquier zona de la piel. Esta condición puede estar presente en cualquier edad desde la infancia hasta la edad adulta, sin embargo, la mayoría de los niños mejoran al llegar a la adolescencia.

    Los síntomas más característicos de la dermatitis atópica son: placas rojas y descamativas, picor intenso que puede ser muy acusado especialmente por la noche, grietas en manos y pies, reactividad de la piel frente a diversos productos de higiene, cloro etc.

  • Evolución y diagnóstico

    La dermatitis atópica es una enfermedad multifactorial en la que el estilo de vida occidental, una alteración de la barrera cutánea y un sistema inmune hiperreactivo son las causas fundamentales. El diagnóstico de la dermatitis atópica es clínico y nos basamos en la sintomatología presente y los antecedentes familiares así como en la presencia de otras enfermedades que en ocasiones se asocian a la dermatitis atópica. Los niños atópicos son más propensos a contraer infecciones como el impétigo o molusco contagioso. Las infecciones causan un empeoramiento de su eczema y pueden requerir tratamiento para ayudar a controlar la dermatitis.

  • Tratamientos médicos

    La dermatitis atópica puede requerir una combinación de varios tratamientos y la atención de cada niño es totalmente individualizada. También es importante realizar un seguimiento estrecho de los lactantes. Podemos emplear distintos procedimientos terapéuticos en función de la edad y gravedad de las lesiones  de su hijo como fototerapia cremas o ungüentos con esteroides, inmunomoduladores tópicos, y antihistamínicos orales entre otros.


 
CONSULTA CON EL EXPERTO