Prueba diagnóstica del cáncer del piel Vectra 360

Dermatoscopia Vectra 360


La dermatoscopia digital, herramienta diagnóstica imprescindible para el seguimiento de pacientes con riesgo de cáncer cutáneo, se ha realizado hasta la fecha con equipos que permitían registros fotográficos de los pacientes en 2 dimensiones, y además dependían del dermatólogo para realizar las capturas de imágenes.

Actualmente, disponemos de un sistema de última generación del que solo existen tres en el mundo, denominado Vectra 360 ®, para la detección precoz del cáncer de piel, mediante la obtención de imágenes de los pacientes en 3 dimensiones y de forma totalmente sistematizada y protocolizada. Está considerada como la técnica diagnóstica no invasiva de elección y más fiable para detectar lesiones sospechosas o malignas en sus fases más iniciales. El objetivo que consigue es mejorar el pronóstico de los pacientes afectos por cáncer de piel y llevar a cabo tratamientos menos invasivos.


  • ¿En qué consiste la técnica?

    El sistema Vectra 360 ® obtiene una imagen del paciente en 3D, de prácticamente toda su superficie cutánea, incluyendo las regiones angulares (axilas, ingles, etc), que son más difíciles de fotografiar con el sistema 2D empleado hasta la fecha.

    Se compone de 96 cámaras con luz cruzada polarizada, que permiten reconstruir la imagen en 3D del paciente en cuestión de segundos y sin que éste tenga que cambiar de postura. Este hecho ha demostrado que incrementa de forma significativa el confort de los pacientes durante la realización de la técnica.

    Finalmente, cada imagen dermatoscópica realizada estará asociada a la imagen clínica, para que así sea más sencillo y seguro hacer un seguimiento evolutivo de las lesiones del paciente en próximas revisiones.    

  • Efectos

    El sistema Vectra 360, al tratarse de una herramienta para la realización de dermatoscopia digital, es una técnica no invasiva, que no conlleva ningún riesgo para el paciente.

  • Recomendaciones

    Previo a la prueba: Se recomienda acudir sin maquillar en caso de que la lesión esté localizada en región facial. No es preciso ningún otro cuidado.

    Posterior a la prueba: Después del tratamiento, puede hacer una vida totalmente normal.

    Dado que se trata de una técnica totalmente segura y no invasiva, tiene la ventaja de poder repetirse tantas veces como sea necesario.


 
CONSULTA CON EL EXPERTO