Tratamiento médico con láser para el melasma.

Tratamiento láser para el melasma


Se combina con los tratamientos tópicos despigmentantes. Es importante que el melasma esté estable (no esté creciendo) en el momento de la sesión de tratamiento láser.


  • ¿En qué consiste?

    Los láseres inducen la eliminación del pigmento a través de las columnas que generan en la piel y también al inducir la degradación por unas células de la piel encargadas de eliminar agentes extraños (macrófagos). Deben ser empleados a bajas potencias, sin producir heridas ni costras. La periodicidad recomendada entre las sesiones de láser es de 30-40 días, y tienen acción sinérgica (se potencian mutuamente los resultados) con los productos despigmentantes que empleamos para eliminar el melasma.

  • Resultados

    Los estudios demuestran mejoría en prácticamente todos los melasmas tratados con láser, cuya eficacia y seguridad se incrementa al combinarse con productos despigmentantes. 

    Sin embargo, la hiperpigmentación o repigmentación posterior es también muy frecuente por lo que suelen ser necesarios tratamientos de mantenimiento durante largos periodos de tiempo con productos despigmentantes  y de forma periódica y puntual con sesiones de láser.

  • Efectos secundarios

    En el momento de la aplicación del láser se notará sensación de ardor o quemazón que es transitorio y generalmente desaparece en unos minutos. Puntualmente puede salir alguna costra que caerá en 7 días aproximadamente.

    Como efectos secundarios esperables tras la aplicación de los productos tópicos despigmentantes, son lesiones de irritación, rojas y descamativas en las zonas donde se aplican o zonas adyacentes. En estos casos se disminuirá la frecuencia de aplicación de los mismos.


 
CONSULTA CON EL EXPERTO
ARTÍCULOS RELACIONADOS