Cáncer de Piel

Se está produciendo un incremento exponencial de esta enfermedad motivado fundamentalmente por falta de prevención.

Existen diferentes tipos de tumores:

  • Benignos: como los papilomas.
  • Malignos como los melanomas, carcinomas y epiteliomas.
  • Precancerígenos como la queratosis actínica.
  • Cancerígenos como el melanoma.

La OMS definió una serie de signos de alarma, que les llamó “ABCDE”. Si identifica alguno de estos signos en sus lunares debe acudir de forma urgente a un dermatólogo, ya que ese lunar puede estar sufriendo una transformación maligna:

A: Asimetría.

B: Bordes irregulares.

C: Colores – presencia de varios colores en un lunar.

D: Diámetro superior a 6 mm.

E: Evolución – un lunar que ha cambiado en el último mes.

Afortunadamente, en la actualidad, el cáncer de piel tiene una alta probabilidad de curación. Lo más importante en la curación del cáncer es la prevención y la detección precoz.

A) Consejos médicos

  • Evite las quemaduras solares en los niños.
  • Se recomienda una exploración al menos una vez al año de todas sus manchas y lunares por un dermatologo experto mediante las tecnologías: Dermatóscopia digital o Epiluminiscencia, o Microscopía confocal.
  • Evite la exposición solar en los meses de primavera y verano en las horas centrales del día (de 11:00h a 16:00h).
  • No se exponga al sol ni realice actividades al aire libre sin la adecuada fotoprotección. Según su tipo de piel, el dermatológo le indicará cual es la protección adecuada.
  • Recuerde que cuanto más precoz sea su tratamiento, mayor y mejor probabilidad de curación, por ello, insistimos en la revisión dermatológica periódica de sus lunares y de cualquier mancha sospechosa cuanto antes.

B) Tecnologías de prevención y diagnóstico. Microscopía confocal computerizada.

Vivimos y nos beneficiamos de una revolución en cuanto a técnicas de diagnóstico de precáncer y cáncer de piel en la unidad de prevención, diagnóstico precoz y tratamiento del cáncer de piel de Grupo de dermatología Pedro Jaén.

Contamos con profesionales de reconocido prestigio nacional e internacional, y somos pioneros en España en innovadoras y contrastadas técnicas de diagnóstico como la diagnosis por microscopía confocal computerizada implantada por nuestro grupo desde el año 2005.

Esta poderosa herramienta de diagnóstico, permite al dermatólogo incluso visualizar los glóbulos rojos y blancos moviéndose a lo largo de los vasos sanguíneos pequeños ó capilares de la piel del paciente.

Podemos por tanto, diagnosticar enfermedades cutáneas sin necesidad de realizar biopsia. Se trata del único aparato de estas características que está disponible en un centro médico privado en España.

A) Tecnologías de Tratamiento no quirúrgico

La terapia fotodinámica es una técnica que permite tratar algunos problemas de piel sin necesidad de recurrir a la cirugía. Es útil en algunos tipos de cánceres cutáneos como el epitelioma basocelular y espinocelular, y lesiones premalignas como la queratosis actínica. Esta forma de tratamiento consigue la destrucción selectiva de las células alteradas, respetando el tejido sano, con buenos resultados cosméticos y funcionales. Es por tanto una técnica a la vez preventiva y terapéutica.

B) Soluciones quirúrgicas de tratamiento de cáncer.Cirugía micrográfica de Mohs

Esta moderna técnica quirúrgica, es la única capaz de asegurar la curación total del cáncer de piel. Hay determinados tumores en los que es imprescindible realizar esta cirugía para asegurar la curación. Se recomienda esta técnica quirúrgica para el tratamiento de los siguientes tumores:

  • Cánceres de piel que han aparecido de nuevo tras una extirpación quirúrgica previa.
  • Cánceres localizados en áreas donde hay riesgo de que se “reproduzca” el tumor.
  • Zonas donde el resultado estético es importante. Por tanto es una técnica ideal para cánceres localizados en cara y manos, localizaciones en las cuales es fundamental la conservación de tejido sano por razones estéticas o funcionales.

La cirugía micrográfica de Mohs exige un equipo de profesionales formados específicamente en esta técnica. La extirpación del tumor, los cortes de las piezas y la reconstrucción es realizado por un dermatólogo experto en esta cirugía. Un patólogo controla al microscopio las “raíces” del tumor informando las distintas biopsias intraoperatorias y varios técnicos cortan las piezas en congelación y las tiñen para que las vea el patólogo. Tanto el dermatólogo que extirpa la lesión cutánea como el patólogo que analiza las “raíces” del tumor deben estar especialmente formados en esta técnica.

Resultados

El paciente está despierto durante toda la intervención. La cirugía se realiza mediante anestesia local, por lo que la intervención es totalmente indolora. De este modo, el dermatólogo no da por finalizada la intervención hasta que existe total seguridad de que no queda ninguna célula cancerígena en la piel del paciente.