Caspa

Este término se utiliza para describir la descamación blanquecina que se produce en el cuero cabelludo en determinadas situaciones como la dermatitis seborreica o la psoriasis.

Podemos encontrar la caspa aisladamente o asociada a otras lesiones cutáneas.

Aisladamente la caspa se describe como la presencia de pequeños puntos blancos sobre el cuero cabelludo, reflejo de la descamación, que se hacen más evidentes al frotar el pelo. Se piensa que es debido a una forma muy leve de dermatitis seborreica de cuero cabelludo.

En asociación podemos encontrar lesiones rojizas en la base del cuero cabelludo, que nos pueden dar la pista de que el pacientes presente psoriasis, al igual que si presenta lesiones rojizas con descamación en otras zonas como codos y rodillas.

En caso de que lo que tenga asociado sean lesiones rojizas en la zona de alrededor de la nariz o entre las cejas, podemos estar ante una dermatitis seborreica.

El diagnóstico suele realizarse clínicamente de manera sencilla, sobretodo si existen lesiones cutáneas asociadas. Los casos de caspa asociados a psoriasis suelen ser más intensos que los casos asociados a dermatitis seborreica.

Un buen tratamiento inicial es la aplicación a días alternos de un champú con un antifúngico, ya que se ha visto que son efectivos en la dermatitis seborreica. En casos intensos puede estar indicado un ciclo de tratamiento con corticoides tópicos o con ácido salicílico.