Dermatofibroma

El dermatofibroma o histiocitoma es un tumor benigno y frecuente de la piel. Aparece con mayor frecuencia en las mujeres y en el 80% de los casos se localiza en las piernas. Normalmente hay sólo una lesión aunque en un 20% de los casos puede haber más lesiones.

La causa del dermatofibroma no se conoce con exactitud, sin embargo, es un tumor benigno que no tiene riesgo de transformarse en maligno.


El tumor es de forma redondeada u ovalada, puede ser amarillento o de color marrón grisáceo y es de consistencia dura. Este tumor puede medir de unos pocos milímetros hasta 2 centímetros. No suele producir ningún síntoma.

Normalmente este tumor se diagnostica con la inspección ocular, y cuando se presiona lateralmente con dos dedos se produce una pequeña depresión. En ocasiones esta lesión puede confundirse con otros tumores de la piel por lo que cuando su aspecto clínico no es característico se debe analizar la lesión mediante una biopsia.

Puesto que el dermatofibroma es un tumor benigno no precisa tratamiento salvo que produzca molestias o por motivos estéticos, en cuyo caso se requerirá a la extirpación quirúrgica.