Erisipela

Erisipela es una forma de infección bacteriana profunda de la piel, que suele afectar a pacientes mayores o con alguna herida en la superficie cutánea, siendo un cuadro que puede requerir incluso hospitalización y tratamiento antibiótico intravenoso.

La lesión típica es una placa roja caliente y dolorosa a la palpación, de bordes netos, sin descamación, que suele localizarse en las piernas o en la cara (aunque puede aparecer en cualquier localización donde haya habido una solución de continuidad en la piel por donde hayan podido acceder los gérmenes).

Es característico que se produzca fiebre elevada, junto con alteraciones analíticas. Puede aparecer una afectación de los vasos linfáticos de la zona, dando lugar a una linfangitis asociada.

El diagnóstico suele basarse en los hallazgos clínicos (fiebre, malestar general, placa inflamatoria) junto con los analíticos (elevación de los leucocitos). En ocasiones es útil realizar una ecografía de la zona para descartar otros problemas vasculares como una trombosis.

El tratamiento se basa en la administración de antibióticos sistémicos. En casos leves o moderados y en pacientes sin patologías graves puede ser suficiente un tratamiento antibiótico oral durante 1 semana, pero en pacientes con cuadros severos, resistentes, o que presenten alguna enfermedad asociada importante, se requiere ingreso hospitalario para tratamiento antibiótico intravenoso. El grupo de antibiótico más utilizado es el de las penicilinas. La recuperación suele producirse en unos 7-10 días con el tratamiento antibiótico adecuado.