Fibroma Blando

También conocidos como acrocordones, son tumores cutáneos benignos muy frecuentes en la población general, sin capacidad de malignización.

Encontramos lesiones verrucosas de tonalidad marrón claro-oscuras de pequeño tamaño (haibtualmente menores de medio centímetro), localizándose preferentemente en áreas de roce (cuello, axilas, ingles, pecho…).

Tras un traumatismo o roce brusco pueden sufrir un desgarro o, incluso, el desprendimiento. Normalmente, las molestias que ocasiona este proceso pueden persistir durante varios días, sobre todo en el caso de que se sobreañada una infección focal secundaria.

El diagnóstico se realiza clínicamente.