Flacidez de la Piel

La Flacidez de la Piel es la laxitud, debilidad muscular o flojedad de la piel, se produce por el deterioro progresivo del colágeno de la piel, o fibra sub-dérmica responsable de mantener tensada la piel. Constituye un motivo de preocupación porque es un signo de vejez.

La flaccidez en la piel es la falta de consistencia o firmeza de este órgano que se manifiesta en forma de arrugas o piel caída. Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero resulta muy evidente en zonas como el cuello, los párpados, la parte interior de los brazos o en la barbilla con el doble mentón, sobre todo a medida que las personas se van volviendo mayores.

El diagnóstico se realiza clínicamente.

Para su tratamiento se puede optar por un tensado quirúrgico (lifting) o por alternativas no quirúrgicas pero que presentan una menor efectividad (“skin tightening”: lifting no quirúrgico mediante distintas fuentes de energía como radiofrecuencia, láser o ultrasonidos).