Foliculitis

Es la inflamación del folículo piloso. Lo más frecuente es que la causa de esta inflamación sea debida a una infección, habitualmente por bacterias. La clínica suele consistir en una erupción de inicio brusco, que normalmente no produce molestias o un mínimo picor, con lesiones en zonas donde existen folículos pilosos, como el cuero cabelludo, los brazos, las piernas, las axilas y el tronco.

Ciertos antecedentes pueden orientar al diagnóstico de foliculitis, como una depilación de las piernas, baños en una sauna…

Las lesiones suelen consistir en pequeños granitos de superficie blanquecina que están centrados en un pelo. Suele haber múltiples lesiones agrupadas. Se localizan en zonas con pelo (cuero cabelludo, los brazos, las piernas, las axilas y el tronco).

El diagnóstico se realiza clínicamente, pudiendo identificarse el germen causal mediante un cultivo.

Para su tratamiento se utilizan los antibióticos. Si las lesiones no son muy extensas es suficiente con un antibiótico en crema, 2-3 veces al día durante 7-10 días. En caso de ser lesiones muy extensas o en determinadas situaciones, puede estar indicado el tratamiento con antibióticos orales.