Granuloma Anular

Es una reacción inflamatoria de origen desconocido que se manifiesta como lesiones cutáneas asintomáticas. En ocasiones se presenta asociado a diabetes mellitus.

Inicialmente suele presentarse como pequeñas pápulas firmes con tendencia en el tiempo a confluir disponiéndose en grupos y adoptando formas anulares, arqueadas y onduladas. De forma característica aparece en dorso de manos y pies, aunque puede surgir en cualquier parte del cuerpo.

En ocasiones las lesiones se diseminan preferentemente por el tronco, perdiendo en cierta medida el componente periférico elevado y perdiendo su característica morfología “anular”, constituyendo una forma diseminada (“granuloma anular diseminado”). Esta forma está más asociada a diabetes mellitus.

Existen otras variantes clínicas, con costras (“granuloma anular perforante”), manchas, placas y nódulos (“granuloma anular subcutáneo”).

La clínica suele ser característica, aunque la biopsia establecerá el diagnóstico. Una característica curiosa es que la realización de la biopsia puede inducir la resolución del granuloma, especialmente cuando se presenta en niños-jóvenes.

El proceso suele ser autolimitado, con el tiempo desaparece. Los corticoides tópicos y sobre todo la inyección intralesional de los mismos puede acelerar la curación de las lesiones. Para la forma diseminada empleamos fototerapia con PUVA o UVB de banda estrecha. También se han empleado con resultados variables la dapsona, terapia fotodinámica, colchicina e inmunomoduladores tópìcos.