Hiperplasia Sebácea

La hiperplasia sebácea es una anomalía benigna común caracterizada por el agrandamiento prominente de las glándulas sebáceas de la cara. Ocurre tanto en hombres como en mujeres, sobretodo ancianos, y es un cuadro banal sin capacidad de malignización. Su importancia radica en diferenciarla del carcinoma basocelular, por lo que es conveniente que estas lesiones sean valoradas por un dermatólogo.

Las lesiones se presentan como abultamientos de 1-4 mm, de color entre amarillo pálido y el de la piel normal, localizados preferentemente en la frente, nariz o mejillas, pudiendo aparecer aisladamente o como múltiples lesiones.

El diagnóstico no suele ser difícil clínicamente, pudiendo recurrir a la dermatoscopia en lesiones dudosas. En caso de imposibilidad para diferenciarla clínicamente de un carcinoma basocelular, estaría indicada la extirpación para su análisis al microscopio.

Estas lesiones pueden tratarse con objetivos cosméticos de manera sencilla y rápida mediante láser.