Liquen Escleroso y Atrófico

El Liquen Escleroso y Atrófico es una enfermedad inflamatoria crónica de causa desconocida que afecta tanto a la piel como a las superficies mucosas. La incidencia es mucho mayor en mujeres que en hombres. Típicamente esta enfermedad exhibe predilección por la piel anogenital. La clínica principal será en forma de picor vulvar crónico, escozor al orinar y molestias con las relaciones sexuales.

La lesión cutánea típica es una placa atrófica y esclerótica (de aquí el nombre de la enfermedad), de color blanco marfil, con borde rosado tenue. La púrpura focal es común, y las lesiones mucosas pueden erosionarse. La localización preferente es en la vulva, aunque también puede aparecer en la región anal o incluso en otras partes de la superficie cutánea. En los varones puede dar lugar a una balanitis esclerosante conocida como “balanitis xerótica obliterante”.

En las lesiones crónicas es precisa la vigilancia, pues tienen riesgo de degenerar en un carcinoma epidermoide.

El diagnóstico de sospecha se realiza por la clínica y la prueba que confirma el diagnóstico es la biopsia cutánea.

En su tratamiento se utilizan compuestos tópicos como los corticoides tópicos, el tacrólimus tópico o la testosterona tópica, o fármacos orales como los corticoides orales o la ciclosporina. Algunos casos pueden beneficiarse de la terapia fotodinámica.