Molusco Contagioso

El Molusco Contagioso es una infección vírica epidérmica autolimitada, producida por un Poxvirus. Se manifiesta por una o más pápulas umbilicadas de superficie lisa y color blanquecino o semejante al de la piel. Suelen presentarse en niños atópicos y es característica su presentación epidémica en escuelas, piscinas, etc dado su carácter contagioso. Cuando se manifiestan en adultos en área púbica/genital se considera una enfermedad de transmisión sexual.

Pápulas de color blanquecino-perlado o del color de la piel, umbilicadas, con tapón queratósico central. Puede afectar a cualquier área corporal, aunque suele ser más frecuente en el tronco y en áreas en las que existe dermatitis. Las lesiones son asintomáticas (excepto que se irriten por afectación concomitante, rascado, etc…) suelen persistir hasta 6 meses y después presentan regresión espontánea.

Generalmente es clínico. Pocas veces debemos recurrir al frotis del tapón queratósico o a la biopsia.


La abstención terapéutica es una opción válida, ya que las lesiones desaparecen espontáneamente.

Los procedimientos dirigidos a eliminar las lesiones en la consulta (curetaje, crioterapia, electrodesecación, láser, etc…) son efectivos, aunque pueden ocasionar molestias, sobre todo en los niños pequeños. Existen opciones terapéuticas domiciliarias como imiquimod tópico o KOH, que en ocasiones son mejor toleradas por el paciente.