Descripción

La alopecia areata es un tipo de alopecia no cicatricial de origen autoinmune. Es más común en los niños y en los adultos jóvenes, y puede afectar a las pestañas y a la barba, así como a otras áreas con pelo de la superficie cutánea. Las zonas donde se cae el pelo pueden repoblarse de manera espontánea o con el tratamiento. A pesar de ser una enfermedad aislada a la piel, puede afectar la calidad de vida del paciente, ya que conlleva una gran carga emocional, y provocar importantes trastornos estéticos.

 

Conceptos

  • La alopecia areata puede aparecer a cualquier edad, aunque suele afectar a niños y adultos jóvenes.
  • Es un proceso indoloro y NO es contagioso.
  • Aunque afortunadamente no supone un riesgo para la salud, es una de las enfermedades que puede afectar en mayor medida el estado anímico del paciente, disminuyendo su calidad de vida.
  • El mecanismo de acción de la enfermedad todavía no esta bien establecido, aunque de forma simplificada podemos afirmar que el sistema inmunitario ataca sus propios folículos pilosos, provocando su caída.
  • Las formas en las que aparecen una o pocas placas de alopecia suelen responder de forma favorable a los tratamientos.
  • Las formas de alopecia areata extensas (múltiples placas, total o universal) responden en general de forma irregular a los tratamientos, siendo necesario en muchos casos realizar un tratamiento prolongado, con resultados variables
  • Estos pacientes presentan un mayor riesgo global de presentar otras enfermedades autoinmunes (16%), como el lupus eritematoso, hipotiroidismo o vitíligo.
  • Es recomendable tener conocimiento de la enfermedad. Puede ser de ayuda ponerse en contacto con alguna de las asociaciones de ALOPECIA AREATA.

Las lesiones de la alopecia areata consisten en parches o áreas sin cabello, de borde neto, normalmente focal. Existen patrones de pérdida de pelo en los márgenes del cuero cabelludo (forma ofiásica), así como pérdida difusa (forma incognito) y pérdida generalizada del cabello en el cuero cabelludo o de toda la superficie cutánea (forma total y universal, respectivamente).

El diagnóstico de la alopecia areata es fundamentalmente clínico, y mediante los hallazgos observados mediante tricoscopia, aunque puntualmente puede ser necesaria la realización de una biopsia cutánea para diferenciar la alopecia areata de otras causas de alopecia. Ocasionalmente puede ser de utilidad un estudio analítico e inmunológico.

Las pautas terapéuticas de la alopecia areata se establecen en función de la edad del paciente, la extensión y el tiempo de evolución de la enfermedad.

  • Corticoides tópicos e intralesionales
  • En las formas de alopecia areata en placas con extensión < del 40% del cuero cabelludo, el tratamiento de elección es la aplicación de esteroides intralesionales (en forma de pequeñas inyecciones en las zonas de pérdida d cabello), presentando tasas de respuesta > de 70%. La aplicación de esteroides de forma tópica (crema, loción o espuma) es algo menos efectiva pero buena opción en niños y en combinación con los esteroides intralesionales.

  • Minoxidil
  • Se puede utilizar el minoxidil al 2% o 5% en solución, en combinación con otras opciones terapéuticas, sobre todo en niños, para aumentar la eficacia del tratamiento.

  • Inmunoterapia de contacto
  • En los casos de alopecia areata extensa es uno de los tratamientos más efectivos, sin embargo esta técnica solo se realiza por algunos Dermatólogos especialistas en patología capilar.

    Consiste en producir una alergia al paciente con una substancia química de laboratorio que habitualmente no se encuentra en el ambiente. Posteriormente de forma periódica se aplica dicha sustancia química directamente sobre el área alopécica esperando que se desarrolle un eczema leve, que consiste en enrojecimiento, inflamación y picor. Este pequeño eczema alérgico provoca una reacción inflamatoria en el folículo piloso capaz de desplazar el infiltrado inflamatorio linfocitario específico de la Alopecia Areata que es responsable de la caída capilar, y conseguir así la repoblación del cabello.

    Actualmente existen dos sensibilizantes aprobados para este tratamiento, el dibutil éster del ácido escuárico (DBEAE) y la difenciprona (DFC), esta última la más utilizada por su mayor eficacia.

  • Corticoides en pulsos
  • En formas extensas, pueden utilizarse los corticoides orales utilizados en forma de pulsos (administrándolos solamente 2 días en semana), lo cual disminuye de forma notable el riesgo de efectos adversos sin disminuir efectividad. Es un tratamiento muy efectivo y muy bien tolerado que es de gran utilidad en algunos pacientes.

  • Fármacos inmunosupresores
  • En determinados pacientes seleccionados, y siempre de forma temporal, pueden utilizarse fármacos inmunosupresores como la azatioprina o el metotrexate.

  • Nuevos tratamientos
  • Existen nuevos tratamientos en fase experimental, como los fármacos antiJAK tofacitinib y ruxolitinib, que NO se pueden utilizar fuera del contexto de investigación en pacientes con alopecia areata a día de hoy, y que es burocráticamente imposible utilizarlos en España. No obstante, todavía quedan muchos años de investigación hasta que se demuestre su efectividad y seguridad en el tratamiento de la alopecia areata.

 

Conocer la técnica

En Grupo  Pedro Jaén nos esforzamos por satisfacer a nuestros pacientes. Si tiene cualquier duda, contacte en el teléfono 91 431 78 61. PJ