Conoce 9 mitos sobre el acné para evitar creencias erróneas y manejar mejor esta patología en el día a día.

El acné es la enfermedad más frecuente de las que afectan a la piel, ya que más del 90% de los seres humanos lo padecen en mayor o menor grado. Supone el 25% de las consultas al dermatólogo. Al ser una alteración tan frecuente, existen muchos mitos sobre el acné, su causa y su prevención que intentamos aclarar en este artículo.

Principales falsos mitos sobre el acné

1. Se debe a la falta de higiene

En ningún momento se ha demostrado que el acné se produzca por una mala higiene, por lo que no es preciso seguir un modelo de higiene especial. La higiene es necesaria y debe practicarse todos los días, aunque no se requiere un limpiador específico.

2. Padres con acné en la adolescencia, ¿hijos con acné?

Diferentes estudios sugieren un factor genético familiar. Sin embargo, la elevada prevalencia de la enfermedad dificulta extremadamente la evaluación de esta hipótesis. No obstante, se hereda el número y el tamaño de las glándulas sebáceas, así como su actividad secretora. Por tanto, si los padres tuvieron acné grave sus hijos efectivamente están más predispuestos a padecer acné.

3. El tabaco no empeora el acné

Se ha demostrado una asociación entra tabaco y acné, sobre todo en mujeres. El tabaco se comporta como un factor promotor del mantenimiento del acné en la mujer adulta. De hecho, un estudio publicado en la prestigiosa revista British Journal of Dermatology demostró que la mitad de las mujeres fumadoras entre 25 y 50 años padecen acné, frente al 10% de prevalencia de acné entre las no fumadoras.

4. El estrés no influye en el acné

Es indudable que el estrés emocional es capaz de empeorar el acné. Se sabe que el estrés aumenta la excreción de hormonas esteroides suprarrenales, que influyen en las glándulas sebáceas, por lo que pueden empeorar de esta forma el acné.

5. Cuando el acné aparece o empeora antes de la menstruación significa que hay una alteración hormonal

Conviene sospechar que existe un trastorno hormonal sobre todo en mujeres con acné de aparición súbita en la edad adulta, que presentan otros signos de androgenismo como pérdida de pelo o aumento de vello corporal, y el acné no responde a los tratamientos convencionales. En concreto debemos descartar un aumento de producción de hormonas masculinas (andrógenos), ya sea de origen ovárico o suprarrenal. Sin embargo, el hecho de que el acné aparezca o empeore entre 2-7 días antes de la menstruación no indica que exista una alteración hormonal.

6. La masturbación causa acné

Este es uno de los mitos sobre el acné más conocidos. Entre la comunidad científica pensamos que la asociación entre sexo, masturbación y acné es un tema superado, pero realmente no es así. Ello lo muestra, por ejemplo, las entradas de acné y sexo en el buscador más usado. Probablemente el sexo sigue siendo un tema mucho más tabú de lo que pensamos en las conversaciones entre adolescentes y adultos. La actividad sexual no influye en la presencia o persistencia del acné.

Falsos mitos sobre el acné: productos cosméticos.

7. Los cosméticos no influyen en el acné

El acné por cosméticos es el acné debido al uso de sustancias cosméticas con poder comedogénico. Es más común en mujeres. La localización habitual es la zona peribucal (alrededor de la boca) y las ramas mandibulares. Los cosméticos llamados “libres de grasa” (“oil-free”) son aquellos que contienen escasa cantidad de grasa, aunque una ausencia de grasa absoluta es casi imposible. De hecho muchos productos están etiquetados como no comedogénicos, pero desafortunadamente esta información no siempre tiene un soporte científico que la sustente y garantice, lo que supone una importante fuente de controversia y polémica.

8. Ningún medicamento favorece la aparición de acné

Existe un amplio número de fármacos con los que se han descrito erupciones acneiformes. Litio, hidantoína, isoniazida, corticoides, algunos anticonceptivos orales e incluso vitaminas del grupo B son solo algunos ejemplos.

9. La isotretinoína oral provoca cicatrices o “marcas” de acné

En absoluto. Cuanto antes se paute el tratamiento del acné menos cicatrices quedarán, ya que estas “marcas” son consecuencia de las lesiones quísticas de acné. Si iniciamos el tratamiento a edades muy tempranas quedarán muchas menos secuelas ya que evitaremos la aparición de estas lesiones.

Referencias

1. M. Ramos-e-Silva,S. Carneiro. Acne in women. First published: 17 January 2015 https://doi.org/10.1111/bjd.13638.

2. Bruno Capitanio, Jo Linda Sinagra, M Ottaviani, V Bordignon, A Amantea and M Picardo. Acne and smoking. Dermatoendocrinol. 2009 May-Jun; 1(3): 129–135. doi: 10.4161/derm.1.3.9638. PMCID: PMC2835905

3. Afsaneh Sadeghzadeh-Bazargan, Mohammadreza Ghassemi, Azadeh Goodarzi, Masoumeh Roohaninasab, Niloufar Najar Nobari, Elham Behrangi. Systematic review of low-dose isotretinoin for treatment of acne vulgaris: Focus on indication, dosage, regimen, efficacy, safety, satisfaction, and follow up, based on clinical studies. Dermatol Ther. 2021 Jan;34(1):e14438. doi: 10.1111/dth.14438. Epub 2020 Dec 6.

Te invitamos a compartir este artículo de falsos mitos sobre el acné con tus amigos y familiares a los que le pueda resultar de interés.