Aprende a preparar tu piel para el otoño y el invierno siguiendo los consejos que proporcionamos en este post sobre la «operación abrigo».

Con la llegada del verano, muchas personas se preparan para la temporada de trajes de baño, es lo que comúnmente se conoce como «operación bikini». Sin embargo, a medida que las hojas cambian de color y el aire se torna más fresco, es conveniente cambiar el enfoque y considerar la «operación abrigo».

Este artículo resumimos, por tanto, una serie de cuidados y tratamientos dermatológicos recomendados para realizar durante el otoño e invierno. ¿Estás listo? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber.

Combate el acné post-verano

El acné es una afección cutánea que se manifiesta a través de espinillas, puntos negros y, en ocasiones, pústulas o quistes. Aunque afecta principalmente a adolescentes, puede persistir o aparecer incluso en la edad adulta. Esta afección puede verse influenciada por diversos factores, y uno de ellos es el cambio de estaciones.

El verano, con su aumento de la temperatura, puede ser un desafío para aquellos que padecen acné. El sudor y la grasa se acumulan en la superficie de la piel, obstruyendo los poros y proporcionando un entorno propicio para las bacterias que causan el acné. Además, muchos protectores solares y productos para el cuidado de la piel contienen aceites que pueden contribuir a la aparición de brotes.

Adicionalmente, si bien el sol puede dar la impresión inicial de ser beneficioso para las lesiones del acné debido al efecto secante y al bronceado que disimula el enrojecimiento, esta «mejoría» es engañosa. De hecho, la exposición solar puede llevar a un rebrote del acné días o semanas después, agravando la condición y, en algunos casos, dejando manchas o cicatrices.

En cambio, la reducción de la intensidad del sol propia del otoño trae múltiples beneficios. Las temperaturas comienzan a descender, hay una menor propensión al sudor excesivo, la piel produce menos sebo y en general podemos decir que se reducen buena parte de los factores que promueven la aparición del acné.

Además, hay que tener en cuenta que los tratamientos tópicos y orales para el acné suelen hacer que la piel sea más sensible al sol, lo que puede aumentar el riesgo de quemaduras solares e hiperpigmentación en verano. En cambio, gracias a que tanto el otoño como el invierno tienen días más cortos y una menor intensidad ultravioleta, estos riesgos disminuyen, permitiendo que los tratamientos actúen de manera más efectiva y segura.

Por ello, si has estado luchando contra el acné durante el verano o si has notado un empeoramiento en esta estación, el otoño es tu aliado. Es el momento de consultar a un dermatólogo especialista en acné y explorar las opciones de tratamiento disponibles. La combinación de un clima favorable y una piel menos expuesta al sol agresivo puede ser la clave para recuperar la salud y la claridad de tu piel.

Consejos para proteger la piel en otoño e invierno: mujer mostrando varices en la pierna y resultados de antes y después del tratamiento de varices.

Operación abrigo: escleroterapia y medias de compresión para tratar las varices

Las varices, esas venas hinchadas y retorcidas que aparecer en las piernas de algunas personas, no solo son una preocupación estética, sino que también pueden causar dolor y malestar. La escleroterapia es un tratamiento eficaz y mínimamente invasivo que busca abordar este problema. Mediante inyecciones directas en las venas afectadas, esta solución causa el colapso y eventual desaparición de las varices a medida que el cuerpo sana.

Tras el procedimiento, es esencial usar medias de compresión. Estas medias ayudan a mejorar la circulación, reducir la hinchazón y maximizar los resultados estéticos. Sin embargo, en climas cálidos, estas pueden resultar incómodas debido al sudor y la sensación de opresión. Además, el calor puede causar dilatación en los vasos sanguíneos, lo que puede intensificar los síntomas de las varices y potencialmente afectar la efectividad del tratamiento.

El otoño, con sus temperaturas más frescas, emerge como una estación propicia para la escleroterapia. Las medias se vuelven más llevaderas en este clima, y la menor exposición al calor implica menos dilatación de las venas, facilitando así la recuperación y potenciando los beneficios del tratamiento. Sumado a esto, la menor intensidad del sol durante el otoño facilita la protección de las áreas tratadas post-escleroterapia.

Optar por la escleroterapia en la “operación abrigo” no solo garantiza una experiencia más cómoda y eficaz, sino que también se convierte en una preparación anticipada para las siguientes estaciones cálidas, permitiendo lucir unas piernas recuperadas y estéticamente agradables cuando llegue la primavera y el verano. Como siempre, es fundamental consultar a un especialista en varices para adecuar el tratamiento a las necesidades individuales.

Peeling médico y rejuvenecimiento con láser en otoño e invierno

El cuidado de la piel ha avanzado considerablemente en las últimas décadas, con técnicas que permiten restaurar y rejuvenecer la epidermis de formas que antes eran impensables. Dos de los procedimientos más populares y eficaces en este ámbito son el peeling médico y el rejuvenecimiento con láser.

El peeling médico implica la aplicación de soluciones químicas sobre la piel que exfolian las capas superficiales, permitiendo que surja una piel más joven, suave y radiante. Por otro lado, el rejuvenecimiento con láser utiliza tecnología láser para estimular el colágeno, reducir arrugas y mejorar la textura general de la piel.

Ambos procedimientos, aunque seguros cuando se realizan correctamente, dejan la piel en un estado de mayor sensibilidad durante un determinado período de tiempo tras el tratamiento. La piel tratada se vuelve más susceptible a la irritación y daño, en especial por la radiación solar.

La exposición al sol tras estos procedimientos puede llevar a complicaciones, la más común es la hiperpigmentación o la aparición de manchas oscuras en la piel tratada. Estas manchas pueden ser temporales o permanentes, dependiendo de varios factores, incluida la intensidad de la exposición solar y el tipo de piel del individuo.

La disminución natural de las horas de luz y el clima más fresco de otoño e invierno hacen que las personas tiendan a permanecer más tiempo en interiores, reduciendo la probabilidad de exposición solar intensa. Además, las bajas temperaturas hacen que sea más natural y cómodo usar ropa que cubra y proteja la piel, como bufandas, sombreros y cuellos altos.

Por lo tanto, al optar por hacerse un peeling médico o un rejuvenecimiento con láser durante estos meses, se está eligiendo un contexto ambiental que facilita y apoya el proceso de recuperación. Sin la constante preocupación del por el sol abrasador del verano, los pacientes pueden enfocarse en cuidar y nutrir su piel mientras esta se regenera y rejuvenece de una forma más segura.

Operación abrigo: tratamiento facial con láser.

Tratamientos con láser para la operación abrigo

El láser se ha convertido en una herramienta fundamental en los ámbitos dermatológico y estético, ofreciendo soluciones precisas y efectivas para diversos problemas cutáneos. Desde la eliminación de vello no deseado hasta la corrección de imperfecciones como las arañas vasculares y las manchas solares, la tecnología láser ha revolucionado el cuidado de la piel. Sin embargo, su eficacia y seguridad están estrechamente vinculadas a factores externos, en particular, la exposición solar.

Aunque en el punto anterior hemos abordado el tema de la sensibilidad post-tratamiento, es esencial recalcar que, después de un procedimiento con láser, la piel puede presentar un estado inflamatorio temporal. La radiación solar directa puede intensificar esta inflamación, aumentando el riesgo de complicaciones como quemaduras, hiperpigmentación o incluso la reducción de la eficacia del tratamiento.

La versatilidad del láser es indiscutible. No solo sirve para la depilación permanente, sino que también es eficaz en la corrección de imperfecciones persistentes, como las manchas solares provocadas por el daño solar acumulado o las marcas residuales del acné.

Además, para aquellos que buscan eliminar o modificar tatuajes, el láser ofrece una solución menos invasiva y más rápida que otros métodos.

Dadas las consideraciones anteriores, tiene sentido que los meses de otoño e invierno, con su menor intensidad solar y días más cortos, se conviertan en el escenario idóneo para estos tratamientos. Además, estas estaciones permiten llevar vestimentas que cubren más, lo que facilita proteger las áreas tratadas de cualquier exposición accidental.

Al planificar un tratamiento con láser, tener en cuenta los tiempos y la época del año es crucial. La decisión de someterse a estos procedimientos durante las estaciones menos soleadas no solo maximiza su eficacia, sino que también minimiza los riesgos asociados.

Así, no solo se garantiza la seguridad del paciente, sino que también se asegura que los resultados obtenidos sean los más óptimos posibles. Por tanto es recomendable que tengas en cuenta los tratamientos con láser para tu “operación abrigo”.

Coaching nutricional: el camino hacia un bienestar integral tras el verano

El ciclo de la vida moderna, con sus exigencias y rutinas, a menudo nos deja poco margen para reflexionar sobre nuestros hábitos alimenticios. Sumado a ello, períodos excepcionales, como largos confinamientos, pueden haber afectado nuestra relación con la comida. A esto, añádele la indulgencia del verano, y no es de extrañar que muchos de nosotros nos encontremos con algún kilito de más. Pero, como siempre, cada situación también trae consigo una oportunidad de aprendizaje y mejora.

Nuestro programa de coaching nutricional no se centra únicamente en la pérdida de peso. Va más allá, proporcionando herramientas y conocimientos que te permitirán comprender mejor tu cuerpo y las necesidades nutricionales que tiene. Con la guía de nuestros expertos en nutrición, aprenderás no solo a elegir alimentos que favorezcan tu bienestar físico, sino también a adoptar un enfoque equilibrado y sostenible hacia la alimentación.

El objetivo no es someterse a dietas estrictas y temporales, sino fomentar un cambio genuino y duradero en los hábitos alimenticios. De esta forma, no solo conseguirás recuperar tu peso ideal, sino que también estarás mejor preparado para mantenerlo a largo plazo, disfrutando de una salud óptima y un mayor bienestar general.

El otoño, con su paleta de colores cálidos y días más frescos, simboliza el cambio y la transición. Es una estación que invita a la introspección y al comienzo de nuevos proyectos. Por ello, es el momento perfecto para embarcarse en este viaje de autodescubrimiento y renovación nutricional.

Acompañamiento especializado para la operación abrigo

En nuestra clínica dermatológica y estética, entendemos que la belleza y la salud van de la mano. Por eso, más allá de ofrecer tratamientos para cuidar y rejuvenecer la piel, también estamos comprometidos con el bienestar integral de nuestros pacientes. Nuestro equipo de profesionales está listo para acompañarte en cada paso de tu «operación abrigo», asegurando que este otoño no solo veas cambios en el exterior, sino que también sientas una transformación profunda en tu interior.

Te invitamos a compartir este post sobre la operación abrigo para proteger la piel en otoño e invierno con aquellos familiares y amigos a los que entiendas que le pueda interesar.

Referencias y autoría del contenido

El contenido de esta entrada ha sido elaborado por el Departamento de Comunicación y el Equipo Médico del Grupo Pedro Jaén siguiendo nuestro compromiso editorial, mediante el que garantizamos la veracidad y actualización de la información proporcionada.

Referencias sobre la operación abrigo:

1. Narang I, Sardana K, Bajpai R, Garg VK. Seasonal aggravation of acne in summers and the effect of temperature and humidity in a study in a tropical setting. J Cosmet Dermatol. 2019 Aug;18(4):1098-1104. doi: 10.1111/jocd.12777. Epub 2018 Sep 20. PMID: 30238598.

2. Sardana K, Sharma RC, Sarkar R. Seasonal variation in acne vulgaris–myth or reality. J Dermatol. 2002 Aug;29(8):484-8. doi: 10.1111/j.1346-8138.2002.tb00313.x. PMID: 12227481.

3. Dréno B, Bettoli V, Araviiskaia E, Sanchez Viera M, Bouloc A. The influence of exposome on acne. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2018 May;32(5):812-819. doi: 10.1111/jdv.14820. Epub 2018 Feb 15. PMID: 29377341; PMCID: PMC5947266.

4. Gawas M, Bains A, Janghu S, Kamat P, Chawla P. A Comprehensive Review on Varicose Veins: Preventive Measures and Different Treatments. J Am Nutr Assoc. 2022 Jul;41(5):499-510. doi: 10.1080/07315724.2021.1909510. Epub 2021 Jul 9. PMID: 34242131.

5. Kakkos, S.K., Timpilis, M., & Patrino P. (2018). Acute effects of graduated elastic compression stockings in patients with symptomatic varicose veins: A randomised double blind placebo controlled trial. European Journal of Vascular and Endovascular Surgery, 55(1):118-125.

6. Rendon MI, Berson DS, Cohen JL, Roberts WE, Starker I, Wang B. Evidence and considerations in the application of chemical peels in skin disorders and aesthetic resurfacing. J Clin Aesthet Dermatol. 2010 Jul;3(7):32-43. PMID: 20725555; PMCID: PMC2921757.

7. Samargandy S, Raggio BS. Skin Resurfacing Chemical Peels. 2022 May 1. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan–. PMID: 31613532.

8. Khunger N; IADVL Task Force. Standard guidelines of care for chemical peels. Indian J Dermatol Venereol Leprol. 2008 Jan;74 Suppl:S5-12. PMID: 18688104.

9. Tempark T, Lueangarun S, Chatproedprai S, Panchaprateep R, Pongprutthipan M, Wananukul S. Sun protection behavior and knowledge of patients attending laser clinic to prevent adverse events of laser: A cross-sectional, single-center, tertiary care study. Photodermatol Photoimmunol Photomed. 2018 Nov;34(6):374-386. doi: 10.1111/phpp.12400. Epub 2018 Jun 22. PMID: 29883000.

10. El Arabi Y, Hali F, Chiheb S. Laser Management and Safety in Dermatology. Cureus. 2022 Jun 16;14(6):e25991. doi: 10.7759/cureus.25991. PMID: 35859982; PMCID: PMC9287998.