Vitaminas para el pelo: verdades y mitos

Publicado por:

Categoría: Tricología

El campo de la nutricosmética es una de las industrias de mayor peso en el mercado, y está en constante actualización por la fuerte demanda social que presentan las vitaminas para el pelo.

El consumo de concentrados de vitaminas u otros nutrientes en forma encapsulada con fines cosméticos cada vez es más alto, sobre todo en una sociedad cada día más demandante por la salud y la belleza. Se estima que actualmente el 35% de los Españoles los consumen de forma regular.

Los nutricosméticos capilares, a diferencia de los complejos multivitamínicos comunes, se caracterizan por contener una serie de compuestos determinados que se seleccionan por presentar una acción fisiológica y específica sobre el cabello y cuero cabelludo. Constituyen el 2º grupo de nutricosméticos más vendidos en España, después de los nutricosméticos para adelgazar.

Algunos conceptos

Un compuesto nutracéutico se puede definir como un suplemento dietético de una sustancia natural bioactiva concentrada y presente usualmente en los alimentos, que tomada en dosis superior a la existente en esos alimentos, presumiblemente tiene un efecto favorable sobre la salud, mayor que el que podría tener la ingestión del alimento natural.

Cuando el objetivo es la actuación sobre la piel y el cabello/cuero cabelludo se habla de nutricosméticos. De esta forma, un nutricosmético es el suplemento nutricional formado por sustancias naturales de origen animal o vegetal, contenidas habitualmente en los alimentos y usado vía oral a diferentes dosis en función del efecto que se desea obtener.

Legalmente son considerados como alimentos, entrando en la subcategoría de complementos alimenticios, por lo que su función es completar una alimentación normal.

Una nueva generación de nutricosméticos es la twincosmetica, que supone un concepto innovador, el de combinar pastillas y cremas en un mismo protocolo de belleza para multiplicar sus resultados en la piel.

Principales compuestos utilizados en nutricosmética capilar

Las principales sustancias utilizadas en nutricosmética capilar son las siguientes: biotina, cistina, cinc, levadura de cerveza, pantenol, niacina, vitamina E, polifenoles, entre otras.

Estos compuestos y vitaminas para el pelo tienen la capacidad, en mayor o menor medida, de fomentar el crecimiento del pelo, además de contribuir para la manutención de ciertas propiedades del tallo piloso, como su elasticidad, brillo y fuerza.

La serenoa repens (saw palmetto) o el pygeum africanum se utilizan en la calvicie o alopecia androgenética.

Efectos de las vitaminas para el pelo

Determinados nutricosméticos y vitaminas para el pelo pueden tener un papel positivo sobre la cosmética capilar en algunos pacientes, sobre todo en aquellas situaciones de carencias vitamínicas, dietas muy restrictivas o poco equilibradas, pérdida de peso importante y corta en el tiempo, etc., además de poder ejercer un efecto placebo beneficioso en algunos cuadros, como en los efluvios telogénicos.

En relación a la alopecia androgenética o calvicie u otras alopecias, la amplia evidencia científica que existe en el momento actual no recomienda de forma rutinaria la utilización de estos suplementos, cualquiera de ellos, ya que no se ha demostrado que puedan promover el crecimiento capilar.

Por tanto, es el deber ético del Dermatólogo y/o otros profesionales que lidian con estos procesos de informar de forma adecuada a los usuarios y pacientes sobre estos productos, y sobre los efectos beneficiosos reales que pueden alcanzar las vitaminas para el pelo, porque la alopecia u otros procesos capilares constituyen problemas médicos y siempre hay que individualizar cada caso.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados